Header Banner colegio

Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

home-logo-hi 90dd9f12fdd1eefb8c8976903944c026-icono-de-icono-de-facebook-by-vexels
f2ea1ded4d037633f687ee389a571086-logotipo-de-youtube-icono-by-vexels Contáctenos

 

"Dar a conocer a Jesucristo y hacerlo amar" es la misión de sus Hermanos, y la escuela es para él lugar2 privilegiado para la evangelización. Marcelino inculca a sus discípulos el respeto y el amor a los niños, la atención a los pobres, a los más ingratos y a los más abandonados, a los huérfanos en particular. La presencia asidua junto a los jóvenes, la sencillez, el espíritu de familia, todo a la manera de María, son los puntos esenciales de su idea de la educación.

 

En 1836, la Iglesia reconoce la Sociedad de María y le confía la misión de Oceanía. Marcelino pronuncia los votos como miembro de la nueva Sociedad y envía a tres de su Hermanos con los primeros misioneros Padres Maristas a las islas del Pacífico. "Ninguna de las diócesis del mundo está excluida de nuestros planes", escribe a un obispo.

 

Las gestiones para lograr el reconocimiento legal de su congregación le llevan mucho tiempo y le piden mucha energía y espíritu de fe. Pero no deja de repetir: "Cuando se tiene a Dios de nuestra parte y cuando no se cuenta mas que con El, nada nos es imposible".

 

La enfermedad logra vencer su robusta constitución. Agotado por el trabajo, muere a la edad de 51 años el 6 de junio de 1840, dejando a sus Hermanos este precioso mensaje: "Que no haya entre vosotros mas que un solo corazón y un mismo espíritu. Que se pueda decir de los Hermanitos de María, como de los primeros cristianos: Mirad cómo se aman".

 

 

 

 

 

 

ACTIVIDADES

FELIZ NAVIDAD

Y

AÑO NUEVO 2018

¿Quién está en linea?

Tenemos 218 visitantes y ningun miembro en Línea

Prueba de ruta