Header Banner colegio

Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

home-logo-hi 90dd9f12fdd1eefb8c8976903944c026-icono-de-icono-de-facebook-by-vexels
f2ea1ded4d037633f687ee389a571086-logotipo-de-youtube-icono-by-vexels Contáctenos

Presencia de los Hermanos Maristas en El Salvador

 

Estos primeros Hermanos llegados a los diversos lugares de América Central eran personalidades aguerridas, con una gran fortaleza humana y cristiana, y una identidad marista, forjada según el modelo de la tradición marista que había tenido como referencia la "escuela francesa de la vida marista", de la que perviven actualmente muchas prácticas tradicionales; hoy hay que decir, que ese talante particular, constituía uno de los modos propios de ser de los Hermanos Maristas en el mundo, no el único. Tenían una convicción, su misión era la educación, allí donde la obediencia los colocara.

 

Los Hermanos de Colombia hicieron posible la primera comunidad marista en El Salvador, en San Miguel(en 1923, fueron los hermanos Josias Lacombe, Tolomeo, Eutiquiano, Timoteo, José Ángelo y Luis Gabriel.

 

 

 

 

primeros hnos

 

 

 

 

Estos Hermanos eran educadores natos, más armados de una disciplina férrea que de conocimientos adquiridos en grandes universidades. Nuestros Hermanos tuvieron muy pocos años de formación; fueron hombres de trabajo rudo; combinaban el esfuerzo manual con las clases; la atención más elemental a los niños, con la actitud de formación permanente; el modo de hacer y de ser lo fueron asimilando en los años de formación, en el postulantado, noviciado y en un corto escolástica. La mayoría fueron autodidactas, siempre conducidos por la experiencia de Hermanos mayores que sabían repartir a tiempo y con equidad sus conocimientos en el campo de la pedagogía y la enseñanza.

 

 


 

 

La demanda de obras educativas empezó a ser muy apreciada por las jerarquías eclesiásticas y las clases dirigentes y políticas. De San Miguel, los Hermanos toman la dirección del Liceo Salvadoreño (1924), un centro educativo ya existente, que en unos cuantos años, los Hermanos lo convierten en uno de los centros educativos de mayor prestigio en todo El Salvador, Hno. Arnoldo, Eutiquiano, León Guillermo, Jaime Paulino y Bernardino. Luego Santa Tecla, Colegio María Inmaculada, hoy Colegio Champagnat (1925), Hnos. Genaro, Alcides, Ubaldo, Rodolfo, Álvaro y Bernardino; la Escuela San Alfonso (1933), con los Hnos. Manuel Cardona y el Liceo San Luis de Santa Ana (1938), Hnos. Anacleto, León Benito, Efrén, Modesto, Norberto, Gonzalo Luis y Salomón.

 

La situación anterior constituyó el antecedente para expandir la vida marista en América Central: Costa Rica (1962, primero con los Benedictinos y luego en Alajuela); Coatepeque (1963), la Escuela Marista (1964), Guaynabo (1964), Manatí (1967). En Nicaragua y Panamá (1970), y nuevas obras en El Salvador y Guatemala.

 

El siguiente paso fue Ateos, en El Salvador (1987); escuela y pastoral. El Centro Escolar Católico Marista inicia en 2002 utilizando en la jornada vespertina las instalaciones de la Escuela San Alfonso.

 

 

 

ACTIVIDADES

FELIZ NAVIDAD

Y

AÑO NUEVO 2018

¿Quién está en linea?

Tenemos 10 visitantes y ningun miembro en Línea

Prueba de ruta